Posteado por: movimientoporladefensadelmar | enero 23, 2009

El Borde Costero unido, jamás será vendido: La Declaración de Tirúa

El Borde Costero unido, jamás será vendido: La Declaración de Tirúa

 

23 de enero de 2009

 

Un respaldo y un reconocimiento a una lucha de años, viene a ser la Declaración de Tirúa recientemente dada a conocer a la opinión pública, en el mes de enero. En ella, “Las personas, comunidades Lafkenches y organizaciones de pescadores artesanales de la VIII, IX y XIV regiones, participantes de los encuentros de comunidades del borde costero realizados en los últimos meses y constituidos en el Movimiento de Comunidades del Territorio del Borde Costero” reconocen la labor de quienes:  “agrupados en el Comité de Defensa del Mar, han llevado adelante una valerosa y ejemplar lucha, por más de doce años, en contra de las intenciones de instalar un ducto de descarga de residuos industriales líquidos por parte de la empresa Celco para su planta de celulosa Valdivia”.

Los diversos sectores que tradicionalmente han vivido en las orillas del mar y en los territorios próximos, han trabajado coordinados y han llegado a conclusiones y objetivos similares. Lafkenches, pescadores artesanales, recolectores, cochayuyeros, buzos, mujeres, ancianos y niños. Tienen claro que la contaminación del mar, en cualquier lugar que sea, repercutirá en sus vidas y sus recursos varios kilómetros al norte y al sur. Esto, sin olvidar que la población que se alimenta del trabajo diario de los pescadores artesanales, también comprende a las ciudades del interior y a las capitales regionales.

Las divisiones territoriales impuestas tras la Dictadura –en la figura de la regionalización- y la reciente creación de la Región de los Ríos en tiempos de la Concertación –con sus autoridades poco dadas a dialogar con la ciudadanía- no son impedimento para un diagnóstico común: Hablamos del Lafkenmapu amenazado; de la costa sureña, su gente y sus modos de vida tradicionales en riesgo.

Las caletas, roqueríos, bahías y puertos de Tirúa al sur, no están libres de la amenaza que representa el ducto de celulosa, sólo porque no son el lugar de “salida”.

Las corrientes van en ambas direcciones y los productos marinos de mesa en mesa.

Por eso, con regocijo, celebramos el que se haya dado a conocer tan valiosa declaración de buenas intenciones (que reproducimos a continuación) y valoramos el trabajo conjunto.

¡Borde Costero No al ducto!

Movimiento Por la Defensa del Mar

 

DECLARACIÓN DE TIRÚA

 

DECLARACIÓN PÚBLICA DE APOYO A LA

DEFENSA DEL MAR

 

 

Enero de 2009

 

 

A LA OPINIÓN PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES
AL GOBIERNO DE CHILE

 

 

Las personas, comunidades Lafkenches y organizaciones de pescadores artesanales de la VIII, IX y XIV regiones, participantes de los encuentros de comunidades del borde costero realizados en los últimos meses y constituidos en el Movimiento de Comunidades del Territorio del Borde Costero declaramos lo siguiente:

 

La situación:

 

1.      Las comunidades Lafkenches y de pescadores artesanales de la zona de Mehuin, Mississipi y alrededores agrupados en el Comité de Defensa del Mar, han llevado adelante una valerosa y ejemplar lucha, por más de doce años, en contra de las intenciones de instalar un ducto de descarga de residuos industriales líquidos por parte de la empresa Celco para su planta de celulosa Valdivia.

La instalación de este ducto significaría la contaminación y aniquilamiento de la gran riqueza marina de la cual subsiste la población de esta zona y las regiones aledañas, así como el grave daño a las formas de vida y la ancestral cultura de las comunidades del borde costero.

 

2.      Durante todo este tiempo la empresa ha implementado diversas estrategias para desarticular a quienes se han resistido a la contaminación. Estas estrategias han sido continuamente apoyadas por el gobierno de turno y han pasado por la manipulación, la presión política, las irregularidades, las argucias legales, el cohecho, la promoción de la violencia, la militarización, el espionaje, la persecución y la criminalización.

 

3.      La empresa Celco, ante su sostenido fracaso por hacer desaparecer la resistencia al ducto, en el último año amplió e intensificó fuertemente su estrategia de cohecho y violencia en la zona. De lo anterior se han obtenido como resultado graves situaciones de violencia desde los habitantes del lugar financiados por la empresa hacia los que se oponen al ducto. Lo anterior incluso llego al límite del asesinato de un joven defensor del mar en el invierno pasado.

 

4.      Este verano la empresa enfrenta el último período que le concede la ley para realizar sus estudios, por lo cual nuevamente ha comenzado a fomentar la violencia contra los defensores del mar. Esto ya ha implicado varias amenazas y ataques concretos a personas. A partir de lo anterior existe la posibilidad de un grave acrecentamiento de estas agresiones durante el verano.

 

5.      A pesar de lo anterior la empresa tiene un desfavorable escenario para lograr sus objetivos, pues por una parte no podrán avanzar algunos de los trámites legales fundamentales que se le exigen para instalar el ducto, pues las comunidades ya han interpuesto la solicitud de dos Espacios Costeros para Pueblos Originarios en toda la zona, concesión legal conquistada por los pueblos indígenas a principios del año 2008 con la promulgación de la ley nº 20.249. Esto congela cualquier otra solicitud de concesiones en este espacio marino. Por otra parte la grave crisis económica mundial, que se pronostica en gradual aumento, ha golpeado fuertemente el mercado de la celulosa, situación que complica seriamente el futuro de la actividad.

 

 

Ante estos hechos comunicamos que:

 

  • Manifestamos nuestra rotunda negativa a la instalación del ducto por parte de la empresa Celco planta Valdivia. Reconocemos claramente que la descarga de estos residuos nos afectaría a todos de manera muy seria.

 

  • Condenamos todo tipo de negociación y cohecho que realice la empresa con las comunidades del borde costero.

 

  • Estaremos en estado de constante alerta y vigilancia de la situación de nuestros hermanos Lafkenches y pescadores artesanales del Comité de Defensa del Mar.

 

  • Llevaremos a cabo las acciones necesarias de apoyo directo a la defensa del mar en la zona, así como diversos otros tipos de apoyo a nuestros hermanos  de este sector, como parte de nuestros compromisos mutuos como Movimiento de Comunidades del Territorio del Borde Costero.

 

  • Nuestro Movimiento, en su lucha por la defensa y control territorial, ha asumido como prioritario el trabajo contra la instalación del ducto por parte de Celco, por lo que se sumaran todos los esfuerzos necesarios, a nivel nacional e internacional para cumplir con esta tarea.

 

  • Instamos a las autoridades a detener definitivamente esta grave situación provocada por Celco, y a respetar así, el derecho de las comunidades del borde costero y de los pueblos en general a mantener sus recursos naturales y territorios sin contaminación, como elemento fundamental para una subsistencia autónoma y digna.

 

 

 

¡NO AL DUCTO!

 

MOVIMIENTO DE COMUNIDADES

TERRITORIO DEL BORDE COSTERO

 

 

 

Anuncios

Responses

  1. ¡Fuerza, compañeros!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: